Los legionarios de Cristo Miguel y Santiago hacen su primera profesión: Conocer a Cristo y amarle más, camino hacia el sacerdocio como religiosos

  • “Quiero conocer mejor a Cristo y amarle más”, dice el H. Miguel
  • “Es un hito en mi vida: El inicio de un camino como religioso hacia el sacerdocio”, afirma el H. Santiago
  • El Director Territorial de los legionarios de Cristo, el P. Javier Cereceda, les ha invitado a una vida auténtica” coherence entre lo que profesan y desean vivir de corazón, y lo que cada día encarnen”
  • Álbum completo de fotografías en Flickr y en facebook
  • Próximamente, video de la ceremonia

Los legionarios de Cristo Miguel Herrera y Santiago García Huerdo han hecho su primera profesión de votos tras dos años de noviciado. La celebración ha sido en la Parroquia de Santo Tomás Moro, en Majadahonda, el sábado 12 de septiembre, y fue presidida por el P. Javier Cereceda, Director Territorial de los Legionarios de Cristo en España. Miguel y Santiago han estado acompañados por sus familiares y miembros de la familia Regnum Christi. Ahora continúan su camino de discernimiento vocacional: el H. Miguel, estudiando Humanidades en Cheshire (Estados Unidos) y el H. Santiago, que ya está licenciado en Derecho, cursará Filosofía en Roma.

Durante su homilía, el P. Javier Cereceda les invitó a los hermanos Miguel y Santiago, y a todos los presentes, a ser signos proféticos por su autenticidad de vida.

“Quiero conocer mejor a Cristo y amarle más”
“Este paso supone la entrega total a Dios de todo mi ser. Es una prueba de que Dios nunca falla”, explica el H. Miguel Herrera, que es sevillano y estudió en Highlands School Sevilla. Además, reconoce que su deseo es descubrir más a Jesús: “Me encuentro con esperanza e ilusión. Quiero conocer mejor a Cristo y amarle más”, por eso añade “me voy a Estados Unidos para seguir aprendiendo”.

Al final de la ceremonia, los hermanos Santiago y Miguel agradecieron personalmente a quienes habían participado a través de las plataformas digitales

“Un hito en mi vida: El inicio de un camino como religioso hacia el sacerdocio”
Por su parte, el H. Santiago reconoce que este paso es un “hito” en su vida: “Es el inicio de un camino hacia el sacerdocio, como religioso, al que Dios me invita para entregarme a los demás y para ser feliz”, explica el joven mexicano. Además, señala que se encuentra inquieto: “Estoy feliz, aunque nervioso, pero muy en paz con la decisión de profesar”, concluye. Y sobre su futuro se siente muy confiado: “Nueva comunidad, nuevo idioma… Pero muy tranquilo de la mano de María”.

“Este paso supone la entrega total a Dios de todo mi ser”

“Te hemos llamado por tu nombre y tú has respondido ‘presente’”
En su homilía, el P., Javier Cereceda resaltó que la profesión de votos temporales es una respuesta “no definitiva aún, pero sí potente para decir: Aquí estoy Señor”, y así los años que viene por delante descubrirán a difícil tarea de, como los consagrados y los laicos, “levantarse cada mañana diciendo Sí seor, aquí me tienes para tratar de transparentar la luz de Jesucristo a mis hermanos”.

Como ya hizo en la entrega de hábito legionario al H. Marcos Caras el día anterior, el P. Javier retomó algunas partes de las Constituciones de los Legionarios de Cristo y textos de la Iglesia para desentrañar con ello el significado profundo y esencial del acto. Destacó algunas características esenciales de qué es la profesión de votos y lo que ocurre en ella: En primer lugar, que la llamada es una iniciativa de Dios, y que es la Iglesia la que llama: “Te hemos llamado por tu nombre y tú has respondido ‘presente’. La vida es escuchar la palabra de Dios, y responder no con los labios, sino con la propia vida”.

En el momento de la profesión de votos religiosos de pobreza, castidad y obediencia en la misa presidida por el P. Javier Cereceda

Autenticidad: si se vive de verdad se convierte en un signo profético, comprométanse con Jesucristo a que su vida sea profética

“La profesión implica “una relación transformante”, dijo, lo cuál significa reconocer que uno no es perfecto, no encarna lo que Dios espera, “así que la vida es pedirle al Señor “hazme como Tú quieres que sea”,  amar a los demás con el amor de Cristo, luchar por vivir con perfección el mandamiento del amor”, explicó. “Los votos son el camino que Dios les ofrece para vivir con plenitud lo que les ha llamado a ser”, dijo. “Y esa coherencia entre lo que profesan y desean vivir de corazón, y lo que en la vida de cada día encarnen es lo que llamamos autenticidad”.

“La vida es escuchar la palabra de Dios, y responder no con los labios, sino con la propia vida”

El P Javier recordó los tres valores que el Capítulo General 2020 ha marcado para el próximo sexenio para los Legionarios de Cristo: “Autenticidad, comunión -tenemos que trabajar unidos-, y celo apostólico -que es el anhelo de que el amor de Jesucristo no se pierda-“, recordó. “Es a eso a lo que el Señor os invita hoy”, les dijo a los hermanos Miguel y Santiago. E insistió en la fuerza testimonial de una vida auténtica: “Esta autenticidad, si se vive de verdad a pesar de las dificultades y limitaciones que tenemos, se convierte en un signo profético”, dijo, “y esto es lo que yo como hermano suyo les quiero decir: comprométanse con Jesucristo a que su vida sea profética”.

Les invitó que no den este paso “para ser un religioso mediocre que cumple medianamente”, sino para decir “yo quiero ser instrumento que desaparezca para que Tú seas en mí la luz para los demás’”. Y reiteró: “Es lo único por lo que de verdad merece la pena dar este paso: que su coherencia, su alegría, su lucha, su levantarse cuando se caigan y tengan dificultades se convierta en un signo profético para este mundo. Que sean fieles alegremente, coherentemente, auténticamente”.

“Vivir y hacer real este compromiso de unidad que queremos vivir”

El P. Javier es Director Territorial de los Legionarios de Cristo, y participa como tal en el Colegio Directivo Territorial del Regnum Christi junto a los directores territoriales de las Consagradas -Betty Rivera- los Laicos Consagrados -Emilio Martínez- y dos laicos que asisten al Colegio -Marieta Rubio y José Miguel Mohedano-. Quiso agradecer a toda la familia Regnum Christi – a los legionarios de Cristo, consagradas, laicos y laicos consagrados- su participación en la celebración porque “vivimos externamente y hacemos real este compromiso de unidad que queremos vivir”. Y les dijo: “Que el Señor nos conceda a todos los que estamos aquí que nuestra vida sea profética que seamos signo de que Cristo que no miente, no defrauda, y que él de verdad puede llenar la vida del cristiano aunque no está carente de dificultades”.

Agradeció a la familia de sangre “que ha dicho sí al Señor que les ha pedido un hijo”, e instó a todos a saber acompañar a los hermanos Miguel y Santiago.

“Sean fieles alegremente, coherentemente, auténticamente”

El H. santiago, a la salida de la celebración, conversando con tres consagradas del Regnum Christi

En la Ratio Institutionis

Una vez finalizado el noviciado, los hermanos Miguel Herrera y Santiago Huerdo comienzan una nueva etapa. Durante este tiempo, tal y como indica la Ratio Institutionis de los Legionarios de Cristo, que es el documento que recoge las claves del itinerario formativo en la Congregación, “se da el paso de la sencillez de la vida del noviciado a una intensa dedicación a los estudios. Es el momento de aprender en estas nuevas condiciones a encontrar a Dios en la vida interior, en la comunidad, en el modo de afrontar los estudios con responsabilidad y seriedad, como acercamiento al misterio de Dios y del hombre” (n. 759).

A la puerta de la parroquia de Santo Tomás Moro, donde se celebró la ceremonia

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *